APRENDE A PAGAR MENOS IMPUESTOS SUSCRIBIÉNDOTE A MI LISTA

Descarga mi ebook “35 gastos deducibles para pagar menos impuestos“

CÓMO DECLARAR LOS INGRESOS DE CHARLAS, CURSOS Y CONFERENCIAS

Tienes tu blog, llevas tiempo dándole a la tecla sin descanso para publicar contenidos de calidad y por fin has logrado hacerte un hueco en internet. Te has convertido en una referencia en tu campo y ya era hora, no nos vamos a engañar, que tú de lo tuyo sabes un rato y además te explicas como nadie.

De repente un buen día recibes una invitación para dar una conferencia, participar en un seminario o impartir un curso. Buenas noticias, sin duda, y lo mejor de todo es que te van a pagar por ello. Al principio todo es ilusión, alegría y alboroto pero cuando por fin pones los pies en el suelo y te paras a pensar en Hacienda y en la Seguridad Social vienen las dudas y las preguntas.

La mayoría de las veces la cantidad cobrada por participar en este tipo de eventos suele tan pequeña que, si tuvieras que darte de alta en autónomos y tributar a Hacienda como empresario, seguramente no te merecería la pena hacerlo.

¿Debo darme de alta en Hacienda y en autónomos?

La normativa establece que, cuando realizas una actividad por cuenta propia, debes darte de alta en Hacienda para pagar los impuestos que te corresponden y en Autónomos para cotizar a la Seguridad Social. La excepción a esta norma es el caso de algunos pequeños empresarios que cumplen los requisitos exigidos para poder facturar sin darse de alta en autónomos.

Desde el punto de vista de Hacienda como regla general los rendimientos derivados de impartir cursos, conferencias, coloquios y seminarios se consideran rendimientos de trabajo en lugar de rendimientos de actividades económicas.

Esto significa es que no hace falta que te des de alta en Hacienda, presentar ninguna declaración trimestral ni tampoco darte de alta en autónomos. Lo único que debes hacer es incluir los rendimientos obtenidos en tu declaración de la renta anual y tributar por ellos del mismo modo que lo harías por un trabajo como asalariado.

¿Cuándo se considera que se está realizando una actividad económica?

Una cosa es dar una charla en un momento puntual y otra muy distinta ejercer la docencia de manera continuada. La normativa de la que hablamos en este artículo está prevista para no penalizar a los particulares que participen en charlas, cursos, conferencias y formación similar de forma puntual.

Se considera que se trata de una actividad económica en caso de que seas el organizador de los cursos, conferencias o seminarios y te encargues de las tareas de ofrecerlos al público, concertar la intervención de los profesores o conferenciantes o también en caso de que la remuneración percibida no sea un importe fijo, sino que vaya en función de los beneficios globales generados por el evento.

En caso de que estés dado de alta para ejercer una actividad económica y participes en cursos, conferencias, coloquios y seminarios tratando materias relacionadas directamente con dicha actividad, los rendimientos obtenidos deben declararse a Hacienda junto con los rendimientos obtenidos con la actividad habitual. Hacienda entiende que participar en estos eventos es un servicio más de los que prestas como empresario y que debes declararlos como tal.

En caso de que impartas clases de manera continuada, con una cantidad de horas previamente pactadas y en un curso estructurado, estarías realizando una actividad económica (docencia). En este caso deberías darte de alta en Hacienda en el correspondiente epígrafe como formador y también en autónomos.

¿Tengo que facturar estos ingresos?

Para participar en charlas, coloquios, cursos y conferencias, aunque se consideran rendimientos de trabajo, no es necesario firmar un contrato de trabajo.

No estás dado de alta en Hacienda con lo cual no actúas como empresario y por tanto tampoco puedes emitir factura. Lo correcto es firmar un recibo donde aparezcan tanto los el organizador como los datos del conferenciante. En dicho recibo debe aplicarse una retención del 15% que el organizador del evento ingresará en Hacienda y el conferenciante se deducirá en su declaración de la renta.

El recibo en cuestión podría ser algo así:

Recibo conferencias Fiscadummies

¿Y qué pasa con el IVA?

Los rendimientos del trabajo no llevan IVA. Estamos diciendo que los ingresos procedentes de cursos, charlas, conferencias y coloquios se consideran a efectos de IRPF rendimientos de trabajo, luego es lógico entonces que no lleven IVA. ¿O alguien ha visto acaso alguna vez una nómina con IVA?

¿LISTO PARA SER MÁS EFICIENTE Y GESTIONAR MEJOR TU NEGOCIO?

Ganarás tiempo y tranquilidad para tí

¿Y tú qué opinas?

¿QUIERES PAGAR MENOS IMPUESTOS?

Descarga mi ebook “35 gastos deducibles para pagar menos impuestos“