LA PRODUCTIVIDAD

Hoy en día nos encontramos en un momento donde todo el mundo habla de productividad, términos relacionados con ella y de que tenemos que ser más productivos en nuestro día a día, ya sea laboral o personal, pero ¿crees que sabemos realmente lo que esto implica? ¿Podrías definir en tres líneas que es la productividad? ¿Qué idea tienes de ella? Verdad que te costaría, pues bien vamos a divagar un poco sobre este término tan de moda y poco conocido.

¿Qué es la productividad?

Si nos adentramos en internet y hacemos un par de búsquedas sencillas podemos ver, como por ejemplo en la Wikipedia, lo explican como la relación existente entre la cantidad de productos obtenidos por un sistema productivo y los recursos utilizados para obtener dicha producción. Dicho de otra manera, también puede ser definida como la relación entre los resultados y el tiempo utilizado para obtenerlos: cuanto menor sea el tiempo que lleve obtener el resultado deseado, más productivo es el sistema.

Por otro lado, la RAE, nos la define como un concepto que describe la capacidad o el nivel de producción por unidad de superficies de tierras cultivadas, de trabajo o de equipos industriales.

Pero si intentamos simplificar dicha definición podríamos decir que la productividad se define como el indicador de eficiencia que relaciona la cantidad de recursos utilizados con la cantidad de producción obtenida.

“El conocimiento y la productividad son como un interés compuesto. Dadas dos personas con exactamente las mismas habilidades, la persona que se las arregla para tener una hora más por día para pensar será tremendamente más productiva en su tiempo de vida”. Richard Hamming

¿Y qué es para ti ser productivo?

Cuántas veces hemos dicho: ”Quiero ser más productivo” y realmente no tienes claro lo que significa eso. Esto se debe a que cada uno ha de responder a una pregunta que es la siguiente; ¿qué significa para ti ser productivo?

Esta pregunta solamente la puedes responder tú, te puedes apoyar en lo ya comentado anteriormente, por lo que creo que llego el momento de que te dediques unos minutos a pensar cual es “tu” definición de productividad, la cual te ayudara a poder aplicarlo a tu vida.

“Un trabajador sin genio es mejor que un genio que no trabaja”. Leopold Auer

Te voy a echar una mano y te diré en pocas palabras lo que para mí es ser productivo. Para mi consiste en saber decidir que quiero y que no quiero hacer, saber escoger que es lo mejor para cada momento, aunque muchas veces me equivoque (aprendizaje), ser capaz de “hacer” todo lo que he decidido hacer y olvidarme del estrés.

Ahora que tenemos las ideas mejor ordenadas y que te he dado unas pistas, vamos a pasar a la siguiente pregunta.

¿Cómo la aplico a mi vida/negocio?

Hasta aquí, parece fácil entender lo que es la productividad, pero muchas veces la palabrería nos satura nuestro cerebro y nos sentimos desbordados quedándonos con una cara de indiferencia que indica que no hemos entendido nada y no somos capaces de coger esa idea y materializarla en acciones que la hagan efectiva. Pues bien, vamos a ir por partes y vamos analizarnos para ver cómo podemos aplicar este concepto en nuestra vida.

Seguro, que tú eres consciente, de que a lo largo de tu jornada de trabajo, tienes unos momentos en los que estas “más despierto” que otros. Estos momentos de lucidez, donde nuestro cerebro está más abierto a nuestro entorno, son los momentos en los que tenemos una mayor lucidez para resolver problemas, analizar datos, etc. Es decir, serian momentos “más productivos” para ti y además resulta que cada uno tiene unos momentos diferentes a distintas horas.

“Nada es menos productivo que hacer de forma más eficiente cosas que no deberías hacer”  Peter Drucker

En cambio, en otras ocasiones, podemos pasar horas y horas desarrollando un trabajo y ser conscientes de que nos estancamos, de que no avanzamos y hemos perdido un precioso tiempo… (tu tiempo es oro¡) pero ahí seguimos dale que dale porque tenemos que acabarlo al precio que sea, y normalmente obtendremos un churro como resultado por nuestra cabezonería, o en el mejor de los casos un resultado mediocre y no la excelencia que todos queremos.

“Estar ocupado no siempre significa estar trabajando de verdad. El objeto de todo el trabajo es la producción o la realización y para cualquiera de estos extremos debe haber un sistema de previsión, planificación, inteligencia, y un propósito honesto, así como sudor. Pareciendo hacer no se está haciendo”. Thomas A. Edison

Por este motivo podemos hablar que durante nuestro día existen dos tipos de ciclos:

1.- Ciclo circadiano, el cual nos indica que en nuestro día a día tenemos un pico de máxima productividad, ya sea en la mañana o en la tarde, y es ahí donde debemos concentrar las tareas más importantes. Viene ligado a nuestro ciclo biológico y etapas de descanso.

2.- Ciclo ultradiano, de más corta duración que el anterior, normalmente es un ciclo de unos 90/120 minutos donde podremos desarrollar mucha actividad, pero que nunca debemos prolongar sin hacer un descanso, ya que sino nuestro cerebro tomara este descanso por nosotros.

Así que mi recomendación es que descubras estos ciclos en tu día a día y seas capaz de organizar tu agenda en base a estos momentos de mayor lucidez.

 “La productividad nunca es un accidente. Siempre es el resultado de un compromiso con la excelencia, la planificación inteligente, y de un esfuerzo bien enfocado”. Paul J. Meyer

Si consigues hacer esto, estarás beneficiando tu productividad y eso significa que:

o conseguirás tus objetivos en mayor grado y eficacia.

o ahorraras costes, ya que podrás deshacerte de los elementos innecesarios para consecución de tus objetivos.

o ahorraras tiempo¡, lo que te permitirá realizar un número mayor de tareas en un menor tiempo y con un menor esfuerzo.

o tu gestión será más ágil y por tanto, más flexible a la hora de responder a los cambios.

Espero que te haya sido útil este post de hoy y si me dejas tus comentarios sobre este asunto tan tratado hoy en dia, comentamos.

Únete a nuestra newsletter

y sé el primero en enterarte de las novedades

* indicates required

FISCALIDAD PARA DUMMIES te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Sara Sánchez Díaz como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado.

Utilizamos Mailchimp como plataforma de email marketing. Al clicar a continuación para confirmar tu suscripción estás aceptando que tus datos sean transferidos a Mailchimp para su procesamiento. Conoce más sobre las practices de privacidad de Mailchimp.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencias que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@fiscalidadparadummies.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de Privacidad

2 pensamientos sobre “LA PRODUCTIVIDAD”

  1. Genial artículo ¡¡¡

    Siempre resulta inspirador una reflexión de esta categoría.
    Además ayuda a re-ubicarnos si nos estábamos alejando del camino que lleva hasta nuestros verdaderos objetivos.

    Gracias

    🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.