CAMBIOS EN LA CUOTA DE AUTÓNOMOS QUE TE INTERESARÁN

* Entrada actualizada con datos 2014

No hace falta tener un Nobel para darse cuenta de que las cosas están cambiando, y mucho. Y lo que nos queda. El patio está revuelto y parece que somos los mismos de siempre los que vamos a tener que tirar del carro: tú y yo, aunque ninguno de los dos seamos los que salen todos los días en el Telediario contando lo mismo una y otra vez. No se trata de colores políticos, de si Merkel aprieta más o menos ó si en Bruselas deciden esto ó lo otro, se trata de hacer algo para remediar que sigamos yendo cuesta abajo y sin frenos. Se trata de nuestro futuro.

Parece que por fin alguien se ha dado cuenta de que las pequeñas empresas y los autónomos somos los que sostenemos la economía de este bendito país. Parece ser que se han dado cuenta también de que el paro no hace más que crecer y crecer, y que hay miles de jóvenes con ganas de trabajar que o se van fuera ó se quedan sentados en el sofá de casa a verlas venir. De una vez por todas, a alguien se le ha encendido la bombilla y se ha dado cuenta de que a esas miles de personas sólo les hacen falta unos pocos incentivos para comenzar a funcionar, para intentar hacer algo de provecho. Y de una vez por todas, el pasado día 23 de febrero de 2013 se aprobó el Real Decreto de medidas de apoyo al emprendedor.

Una de las cuestiones más peliagudas a la hora de comenzar un negocio es tu relación con una de tus socias favoritas: la Seguridad Social. Hasta ahora las cosas funcionaban de una manera bastante simple: si quieres tener un negocio, pagas una cuota mínima de 261,83 € al mes (cuota de 2014) y luego te apañas como puedas. El «pequeño» inconveniente que tiene esto es que cuando uno empieza, las cosas están bastante justas y lo de pagar las facturas ya se hace bastante cuesta arriba como para afrontar unos gastos fijos de esta magnitud. Si vas a empezar a vender chupeteros de fieltro y de entrada te encuentras con que tienes que pagar los materiales, que 261,83 € son para la Seguridad Social y con que un 20% de tus beneficios son para Hacienda, pues lo que haces simplemente es vender en negro para poder sacar algo para ti, que a fin de cuentas eres quien se deja las lumbares puntada tras puntada. Cuestión de lógica.

Hasta hoy muchos me habéis preguntado por la famosa tarifa plana de autónomos, sobre cómo funciona y si ya está en marcha. El paquete de medidas entró en vigor el pasado 24 de febrero, pero que nadie se piense que esto es la panacea porque los límites son bastante excluyentes y todo depende básicamente de los años que tengas y de si eres hombre ó mujer.

A poco que hayas leído por ahí sabrás que la cuota de autónomos que pagas, la eliges tú. Hay una base de cotización mínima (875,70 €) y otra máxima (3.597 €) y la cuota que pagues dependerá de la base que elijas. La cuota a pagar para la base mínima incluyendo incapacidad temporal y cobertura de riesgo durante el embarazo y la lactancia es del 29,90%:

Cuota de autónomos = 875,70 € x 29,90% = 261,83 €/mes

La cuota mínima de autónomos sigue siendo de 261,83 € al mes, al igual que sucedía antes de la aprobación de las medidas de apoyo al emprendedor, sólo que ahora existen dos bonificaciones alternativas sobre esta cantidad.

Si eres hombre menor de 30 años ó mujer menor de 35, estás de suerte. Si te has incorporado al Régimen de Autónomos a partir del 12 de octubre de 2007 (fecha de la entrada en vigor del Estatuto del Trabajo Autónomo) podrás aplicar una reducción del 30% durante los 30 meses inmediatamente siguientes a la fecha de alta. La cuota de autónomos quedaría aproximadamente en 183 € mensuales.

Si eres menor de 30 años, independientemente de que seas hombre o mujer, podrás acceder a la famosa tarifa plana de 50 euros al mes siempre que no tengas trabajadores contratados y te des de alta como autónomo por primera vez ó no hayas estado de alta en autónomos durante los últimos 5 años. En esta alternativa la reducción también tiene una duración total de 30 meses pero a diferencia de la anterior no se calcula como un porcentaje constante sino por tramos:

  • Reducción del 80% sobre la cuota de autónomos durante los 6 meses inmediatamente siguientes a la fecha de alta. La cuota de autónomos se queda en 52 € mensuales aproximadamente
  • Reducción del 50% sobre la cuota de autónomos durante los 6 meses siguientes. La cuota se queda en 130 € mensuales aproximadamente.
  • Reducción del 30% durante los siguientes 18 meses. La cuota se queda en 183 € mensuales aproximadamente

Como excepción a la regla general, los menores de 30 pueden a partir de ahora compatibilizar el cobro de la prestación por desempleo con el trabajo por cuenta propia durante un máximo de 9 meses.  Ojo, para poder acogerse a esto es necesario presentar la solicitud en el plazo de 15 días desde la fecha de inicio de la actividad que genera el alta en autónomos.

Además, se amplian las posibilidades de aplicación de la capitalización de la prestación por desempleo. Dicho de otra manera: si te quedas en el paro pero tienes idea de montar un negocio por cuenta propia, puedes solicitar que te abonen la prestación de una sola vez en lugar de que te lo vayan pagando mensualmente. Este «pago único» se realizará por el importe que corresponde a la inversión necesaria para desarrollar la actividad, incluidos los impuestos, con el límite máximo del 60% de la prestación pendiente de percibir. El límite es del 100% en lugar del 60% cuando el beneficiario sea hombre menor de 30 años ó mujer menor de 35.

Los menores de 30 años que cobren su prestación a través del sistema de pago único podrán destinar hasta el 100% de la cantidad percibida a constituir una nueva sociedad mercantil o a unirse a una ya creada durante los 12 meses anteriores a la aportación, siempre que desarrollen una actividad profesional ó laboral de carácter indefinido para dicha sociedad. Con el importe percibido podrán pagarse los gastos de constitución y puesta en funcionamiento de la entidad así como al pago de las tasas y los servicios necesarios (asesoramiento, formación, etc) relacionados con la nueva actividad.

A partir de ahora es posible solicitar la suspensión temporal del cobro de la prestación por desempleo cuando se inicie una actividad por cuenta propia. Dicho de otro modo, si estás cobrando el paro pero quieres iniciar un negocio por cuenta propia, puedes soliciar que suspendan tu prestación de tal manera que si la cosa va mal durante los dos años siguientes (cinco años para los menores de 30) puedes volver a solicitar la reanudación del cobro de la prestación.

Por último, se han aprobado bonificaciones por altas nuevas de familiares colaboradores de trabajadores autónomos. El cónyuge, pareja de hecho y los familiares de autónomos que se den de alta en el régimen de autónomos para colaborar en el negocio tendrán derecho a una bonificación del 50% de la cuota durante 18 meses. Así, por ejemplo, en lugar de pagar una cuota de autónomos de 261,83 € al mes, pagarán 130,91 € al mes durante año y medio.

Después de darle unas cuantas vueltas a la ley, creo que estas son las medidas más interesantes para quienes me leen respecto a la Seguridad Social. Hay más, pero este es mi resumen. Espero que te resulte la mar de útil. Hacienda se merece otro capítulo para ella solita.

Deja tu comentario

UNETE A NUESTRA NEWSLETTER

y sé el primero en enterarte de las novedades

#mc_embed_signup{background:#fff; clear:left; font:14px Helvetica,Arial,sans-serif; width:100%;} /* Add your own Mailchimp form style overrides in your site stylesheet or in this style block. We recommend moving this block and the preceding CSS link to the HEAD of your HTML file. */

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de esta web