Epígrafe de IAE: qué es y cómo elegir el tuyo

Elegir epígrafe del IAE será la primera tarea a realizar a la hora de tramitar el alta como autónomo. El epígrafe de IAE es el código que identifica tu actividad a ojos de Hacienda sin necesidad de que tú tengas que describir con palabras en qué consiste tu negocio. Aunque el IAE es un impuesto que sólo pagan las empresas con un volumen de facturación elevado, elegir el epígrafe correcto es más importante de lo que parece. Condicionará la deducibilidad de algunos gastos y la forma de tributación en el futuro.

Si estás pensando en iniciar tu activiad y nunca hasta hoy habías oído hablar del IAE ni de los epígrafes, estás de suerte. En este artículo vamos a ver:

  • Qué es el IAE
  • Qué son los epígrafes
  • Diferencia entre actividad empresarial y profesional
  • En cuántos epígrafes puedo darme de alta
  • Epígrafes para negocios online

Qué es el IAE

El IAE o Impuesto sobre Actividades Económicas grava la realización de cualquier tipo de actividad económica, tanto de autónomos (personas físicas) como empresas (personas jurídicas).

Por definición afecta a todos los empresarios que desarrollan su negocio en España. Sin embargo, en la práctica puedes estar tranquilo porque sólo deben pagarlo las empresas con una cifra de negocios anual superior a un millón de euros.

La elección del epígrafe correcto es fundamental, ya que determinará la forma que deberás tributar en tu negocio tanto a efectos de IVA como de IRPF. Por poner un ejemplo, darse de alta en el epígrafe de “enseñanza de idiomas” es el primer paso para poder aplicar la exención de IVA de la que goza la enseñanza de materias regladas recogidas en alguno de los planes de estudio del sistema educativo español. En caso de no estar dado de alta en el epígrafe correcto no sería posible aplicar la exención.

Qué son los epígrafes

Aunque el IAE es un impuesto antiguo, dispone de algo que no tiene ningún otro tributo: un listado de epígrafes que permiten identificar todas las actividades económicas y empresariales que es posible realizar en España.

Hacienda hace uso de este listado de epígrafes para codificar la información. En el momento de tramitar el alta en Hacienda a través del Modelo 036 o 037, en lugar de describir con palabras qué actividad vas a realizar debes indicar el epígrafe que mejor describa tu negocio.

Los epígrafes de IAE están divididos en tres grandes bloques:

  • Actividades empresariales
  • Actividades profesionales
  • Actividades artísticas

Las obligaciones fiscales en materia de IRPF son diferentes en función del bloque al que pertenezca el epígrafe de IAE escogido:

  • Los autónomos dados de alta en epígrafes de actividad profesional deben emitir sus facturas con retención
  • Los autónomos dados de alta en epígrafes de actividades empresariales deben presentar pago fraccionado de IRPF trimestralmente.

Elegir el epígrafe correcto es fundamental porque condiciona las obligaciones en materia de facturación, las obligaciones tributarias e incluso la obligatoriedad de presentar algunos modelos de impuestos.

Diferencia entre actividad empresarial y profesional

Si consultas el listado de epígrafes de IAE, verás que algunas actividades aparecen en el bloque de actividades empresariales y también en el de actividades profesionales. No se trata de una confusión, la diferencia está en cómo se realiza la actividad.

Son actividades profesionales aquellas realizadas por una persona de forma directa y que suponen una manifestación de su capacidad. Un médico, un abogado o un arquitecto son buenos ejemplos: son profesionales cualificados que ejercen su profesión en base a su conocimiento y experiencia. El negocio se basa en la persona y en su trabajo, independientemente de que tenga empleados o no. Si la persona no trabaja, no hay ingresos, no hay negocio.

Los profesionales deben emitir las facturas con retención en caso de que el cliente sea empresa, empresario o profesional en el ejercicio de su actividad. En caso de que más del 70% de las facturas emitidas en el año estén sujetas a retención, no será obligatorio presentar modelo 130 trimestralmente.

Son actividades empresariales las realizadas en el marco de una organización. Aquí el trabajo no se basa en una persona, sino en un conjunto de medios materiales y personales organizados de tal modo que sean productivos conjuntamente. Si en lugar de un médico pensamos en un hospital, vemos clara la diferencia; del mismo modo, si pensamos en un bufete de abogados o en un estudio de arquitectura organizados de tal modo que, aunque falta un profesional, el negocio no se para.

Al igual que existen actividades profesionales muy claras, también hay actividades empresariales que por su propia naturaleza no tienen discusión como hostelería, comercio menor, actividades fotográficas. Los trabajos de las actividades empresariales no se facturan con retención al IRPF ni tampoco hay que hacer pagos a cuenta a este impuesto a través del modelo trimestral 130.

En cuántos epígrafes puedo darme de alta

La normativa establece la obligación de darse de alta en tantos epígrafes de IAE como actividades vayas a realizar. Darse de alta en varios epígrafes no implica ningún coste adicional ni supone la presentación de más modelos de impuestos a lo largo del año. Simplemente implica la necesidad de poder identificar los ingresos y los gastos de cada actividad en que te hayas dado de alta, para poder consignarlos a la hora de hacer la declaración de la renta anual.

Epígrafes para negocios online

El listado de epígrafes de IAE está desactualizado de modo que a veces es difícil encontrar el epígrafe que mejor identifica tu negocio, especialmente si has elegido una profesión moderna surgida a partir de internet. En caso de que no haya un epígrafe que describa tu actividad, te recomiendo que consultes a un especialista, a la propia Agencia Tributaria o que escojas un epígrafe “cajón de sastre” como puede ser “Otras actividades n.c.o.p.”

Merece la pena añadir que para el IAE y para Hacienda no hay distinción entre si la actividad se realiza vía online o de forma presencial. El epígrafe a emplear por un profesor que monta una academia en un local a pie de calle en su barrio es el mismo que el epígrafe en que se debe dar de alta un profesor que monta una academia online y da sus clases a través de videoconferencia. Para Hacienda lo importante es qué haces, más allá de cómo lo hagas.

Ahora ya sabes qué es el IAE, para qué sirve y cómo te afecta en tu faceta como empresario. Recuerda que en caso de realizar una nueva actividad, deberás comunicar a Hacienda el alta en el nuevo epígrafe.

Alta como autónomo: pasos a seguir

Tramitar el alta como autónomo puede parecer complicado si no estás acostumbrado al papeleo, pero no lo es tanto si tienes claro cuáles son los pasos a seguir. No te preocupes si no sabes por dónde empezar porque a continuación vamos a ver cuáles son los pasos para darte de alta y hacerte con el título de “empresario” a efectos legales.

En este artículo vamos a ver:

  • Cómo elegir epígrafe de IAE
  • Alta en Hacienda
  • Alta en Seguridad Social
  • Licencia de apertura
  • Alta en los Organismos de Trabajo

 

Elegir epígrafe de IAE

El IAE es el Impuesto de Actividades Económicas, un impuesto que no tendrás que pagar pero que dispone de algo que no tiene ningún otro tributo: un listado de epígrafes que codifica todas las actividades económicas y empresariales que es posible realizar en España. Este código es muy útil para Hacienda y para la Seguridad Social.

El primer paso antes de empezar con los modelos es buscar el epígrafe de IAE que mejor describa la actividad que vas a realizar. De este modo, en el momento de comunicarte con la Administración en lugar de describir con palabras en qué consiste tu actividad, te pedirán que indiques el epígrafe.

Elegir el epígrafe de IAE correcto es básico porque determinará la forma que deberás tributar tanto a efectos de IVA como de IRPF. Por poner un ejemplo, darse de alta en el epígrafe de “enseñanza de idiomas” es el primer paso para poder aplicar la exención de IVA de la que goza la enseñanza de materias regladas recogidas en alguno de los planes de estudio del sistema educativo español. En caso de no estar dado de alta en el epígrafe correcto no sería posible aplicar la exención.

El alta en Hacienda

El alta en el Censo de Obligados Tributarios de Hacienda se tramita presentando el modelo 037, que es la declaración censal simplificada de alta. Este modelo se puede decir que es tu carta de presentación ante la Agencia Tributaria, ya que es el documento donde comunicas

  • cuáles son tus datos personales,
  • tu domicilio
  • qué actividad vas a realizar
  • el lugar donde la vas a llevar a cabo
  • cuáles serán tus obligaciones tributarias a partir de la fecha de presentación

El alta también se puede realizar presentando el modelo 036, que es la declaración censal normal, en lugar de la versión simplificada. Se trata de un modelo más largo y más complejo creado para tramitar altas de sociedades mercantiles. Presentar el modelo 036 en lugar del modelo 037 es una buena opción en caso de que en el momento del alta desees solicitar la inclusión en el Registro de Operadores Intracomunitarios.

Todos estos los datos que se consignan en el modelo de alta en el censo de obligados tributarios son relevantes, pero el dato más importante a consignar en el modelo de alta en Hacienda es la fecha de inicio de la actividad. La normativa establece la obligación de tramitar el alta antes de comenzar la actividad y de no hacerse así, además, se corre el riesgo de presentar fuera de plazo el alta en autónomos.

El alta en la Seguridad Social

El alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) debe realizarse a través de la Sede Electrónica de la Seguridad Social. Para ello será necesario que dispongas de Certificado digital, Cl@ve o Usuario + contraseña.

Al igual que sucede con el alta en Hacienda, el alta en autónomos debe tramitarse antes de iniciar la actividad. La normativa establece un plazo máximo de 60 días previos al inicio de la actividad para tramitar el alta.

Cuando te dispongas a tramitar el alta en autónomos, debes tener claro cuál es la base de cotización que vas a elegir. La cuota de autónomos se calcula como un porcentaje sobre la base de cotización, así que cuanto mayor sea la base mayor será el importe mensual a pagar a la Seguridad Social. La gran mayoría de los autónomos escogen la base mínima de cotización y sólo la incrementan a medida que se acerca la jubilación, ya que según el sistema actual de cálculo de pensiones no se tienen en consideración las cotizaciones realizadas a lo largo de toda la vida laboral sino sólo las cotizaciones de los últimos años antes de jubilarte.              

Tramitar la licencia de apertura

La licencia de apertura es una tasa que los nuevos negocios deben pagar al ayuntamiento. En caso de que vayas a trabajar desde casa a través de internet, no será necesario solicitar licencia de apertura. En caso de que vayas a realizar una actividad profesional en un local comercial o en tu propio domicilio recibiendo personalmente a los clientes (no a través de videoconferencia), sí será necesario solicitar licencia de apertura. En caso de abrir las puertas de un negocio sin licencia de apertura, te arriesgas a ser multado e incluso a que tu negocio sea cerrado hasta la obtención de la licencia.

Alta en los Organismos de Trabajo

En caso de que vayas a contratar trabajadores, será necesario hacer los trámites correspondientes en la Seguridad Social.

Como puedes ver, los trámites de alta como autónomo no son especialmente sencillos pero están bien definidos. Tramitar el alta en Hacienda es el paso inmediatamente anterior al alta en Autónomos. Una vez hechos los trámites podrás comenzar a facturar a tus clientes y a deducir las facturas de compras y gastos.

Recuerda que las facturas de gastos o inversiones con fecha anterior al alta en Hacienda no serán deducibles en tus declaraciones de impuestos. Así que si prevés contratar a un diseñador web, a un asesor o a cualquier otro profesional para que te ayude con alguna cuestión de tu negocio, lo más práctico será recibir la factura una vez dado de alta. De este modo estarás evitando pagar impuestos de más.

LOS IMPUESTOS DE LOS AUTÓNOMOS: CUESTIONES BÁSICAS

Parece que con esto de internet lo tenemos todo a un solo click y que entre San Google y la Wikipedia es posible ponernse al día en un momentín de casi cualquier cosa. Aunque hay información a puñados de lo que pidas, en materia de impuestos y obligaciones formales la cosa anda todavía un poco verde.

Vamos a empezar por el principio viendo cuáles son las obligaciones básicas de los autónomos. Que nadie se despiste, que Hacienda somos todos… Leer más

Gastos deducibles para los autónomos

El día a día de un autónomo es más complejo de lo que parece a simple vista. Las dudas que pueden surgir a lo largo del trimestre son muchas, nunca es sencillo interpretar la normativa sin saber si te estás dejando flecos sin tener en cuenta.

En este artículo vamos a hablar sobre una de las cuestiones que más preocupa a los autónomos: qué gastos es posible deducir de acuerdo con la normativa vigente. Saber qué puedes deducir y qué no es una de las claves para no pagar impuestos de más ni de menos.

Conocer cuáles son los gastos deducibles de tu actividad como autónomo, con la seguridad de que estás haciendo las cosas bien ayuda a evitar sorpresas desagradables con Hacienda, a liberar espacio mental y también a liberar tiempo para dar el 100% en tu negocio.

Requisitos para que un gasto sea deducible

Dependiendo del tipo de actividad de que se trate tendrás unos gastos u otros. Para que un gasto sea deducible a efectos del IRPF y del IVA debe cumplir tres requisitos:

  • Debe tratarse de gastos vinculados a la actividad empresarial, es decir, necesarios para obtener los ingresos. Dependiendo de la actividad desarrollada, te corresponderá deducirte unos gastos u otros. Piensa que Hacienda puede pedirte en cualquier momento que justifiques los gastos que te has deducido así que, a la larga, es mucho mejor que no intentes deducirte cualquier cosa que caiga en tus manos.
  • Los gastos deben estar justificados mediante una factura que contenga todos los campos obligatorios que exige la ley:
    • Número de factura
    • Fecha de expedición
    • Fecha de prestación del servicio, si es diferente a la fecha de expedición
    • Nombre, domicilio y NIF de emisor y receptor
    • Descripción de las operaciones realizadas
    • Base imponible, % de IVA aplicable, importe del IVA y total factura
  • Los gastos deben estar registrados en el libro de compras y gastos, que para eso está. Si en un momento dado Hacienda te pide los libros, los gastos registrados en ellos deben coincidir con los gastos deducidos en las declaraciones presentadas tanto de IVA como de IRPF. Si no coincide, mal asunto, porque por mucho que tengas la factura en tu poder, no te dejarán deducirte el gasto si no está debidamente asentada. Además, ten en cuenta que no registrar periódicamente las facturas en el libro de IVA es la mejor forma de que se te olvide deducírtela… y no está la cosa como para dejarse los gastos por el camino…

Mi opinión

Debes tener en cuenta que sólo serán deducibles los gastos relacionados con la actividad. No caigas en la tentación de intentar deducirte gastos que no tengan nada que ver con el negocio porque, por mucha factura que tengas, Hacienda no te lo va a admitir y deducirte lo que no corresponde te puede ocasionar muchos dolores de cabeza que no merecen la pena. Puede darse el caso de que te deduzcas gastos que no te corresponden y Hacienda no te haga ninguna revisión pero ten en cuenta que en cualquier momento te pueden revisar de un plumazo los justificantes de los últimos 4 años.

Tal y como comentamos cuando hablamos de los ingresos, dependiendo de la actividad que desarrolles estarás obligado a presentar declaración de IVA o no. Si estás entre los que no tienen que presentar IVA, a la hora de calcular el importe de tus gastos fijos y variables debes considerar como gasto el importe total de las facturas de compras y gastos (el IVA también); en cambio, si eres de los que sí tienen que declarar IVA, a la hora de hacer los cálculos deberás considerar sólo la base imponible de las facturas (sin incluir el IVA) puesto que el IVA lo liquidarás trimestralmente. Más adelante hablaremos del IVA largo y tendido.

CÓMO CAPITALIZAR EL PARO

Quizá estés en el paro y te hayas cansado de esperar sentado a que salga esa oportunidad de la que no ves asomar por ningún sitio ni pata ni oreja. Si te estás planteando liarte la manta a la cabeza y abrir tu propio negocio como trabajador autónomo, debes saber que cuentas con un recurso digno de consideración: la capitalización del paro o “pago único”, que ya se sabe que los comienzos son duros y a nadie le viene mal una ayudita para empezar. Esta medida consiste en cobrar anticipadamente tu prestación de desempleo para poder utilizar ese …Leer más

MEDIDAS FISCALES DE APOYO AL EMPRENDEDOR

Como sabes ya de sobra el pasado 23 de febrero se aprobaron una serie de medidas de “apoyo al emprendedor, estímulo del crecimiento y creación de empleo”. Este es el nombre tan bonito que le han buscado para publicar la batería de medidas en el BOE y que quede la mar de mono pero, tal y como dije la semana pasada, son medidas enfocadas a unos pocos y que dejan fuera a quienes ya se tiraron a la piscina. Está muy bien que el Gobierno se haya acordado de los jóvenes, de los discapacitados y de quienes tienen ya cotizados 35 años a la Seguridad …Leer más