¿Merece la pena darme de baja como autónomo en verano si me voy de vacaciones?

fuera de la oficina autonomo

En el momento en que tramitas tu alta como empresario en Hacienda y en Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social adquieres dos obligaciones básicas: la de liquidar tus impuestos periódicamente y la de pagar puntualmente cada mes la cuota de autónomos.

En verano todo funciona a otro ritmo. Quien más y quien menos aprovecha para descansar y recargar pilas unos días y para muchos autónomos esto suele traducirse en un descenso considerable de los ingresos y de la rentabilidad.

Si eres autónomo y te vas de vacaciones en verano o prevés una bajada considerable de los ingresos porque son tus clientes quienes se van de vacaciones, quizá te estés planteando darte de baja unos meses para ahorrarte la cuota de autónomos.

En ese caso el artículo de hoy te va a encantar porque voy a explicar explicar:

  • Ventajas de darte de baja en verano
  • Inconvenientes de darte de baja en verano
  • Pasos para tramitar la baja correctamente
  • Pasos para volver a darte de alta después del verano
  • Obligaciones a tener en cuenta

 

¡Vamos allá!

Ventajas de darte de baja en verano 

La principal ventaja de dar de baja tu actividad en los meses de verano es que no tendrás que pagar la cuota de autónomos a la Seguridad Social. El ahorro puede ser un tema capital si sabes de antemano que vas a facturar poco y no tienes dinero ahorrado para hacer frente a la situación.

A diferencia de lo que sucede con la nómina de los empleados por cuenta ajena, que cotizan a la Seguridad Social en función de su salario bruto, los autónomos debemos pagar una cuota fija a la Seguridad Social cada mes.

La cuota de autónomos se calcula como el 30% de la base de cotización elegida. La base mínima de cotización, que es la escogida por la gran mayoría de los autónomos, se sitúa en 2019 en 944,40€ de modo que la cuota mínima a pagar cada mes asciende a 283,32 euros. Esto es una gran noticia si ganas mucho, pero cuando ganas poco la cuota de autónomos puede llegar a convertirse en una carga inasumible.

Darte de baja en autónomos durante los meses de julio y agosto supone un ahorro de 566,64€ y si decides alargar tus vacaciones hasta el mes de septiembre el ahorro llegará a los 849,96€.

Si optas por dar de baja tu actividad en los meses de verano, podrás olvidarte de la tarea de recopilar y ordenar facturas y tickets de gastos. Tampoco será necesario que dediques tiempo a facturar, a conciliar el extracto bancario ni a hacer previsiones de impuestos.

Inconvenientes de darte de baja en verano

  • Trámites burocráticos
  • Pérdida de bonificaciones
  • Imposibilidad de deducir gastos

La decisión de darte de baja en autónomos también tiene inconvenientes.

  1. Trámites y papeleo

Si no te gusta el papeleo, darte de baja en la actividad puede traerte dolores de cabeza o costes adicionales, si decides encargar el trabajo a un asesor especializado.

A efectos de trámites, para la Administración una baja de actividad es simplemente una baja, no se distingue entre baja temporal o baja definitiva de modo que no deberás indicar cuándo te volverás a dar de alta.

Aunque sea tan sólo por unos meses deberás:

  • Tramitar la baja en el censo de empresarios de Hacienda mediante la presentación del modelo 037 debidamente cumplimentado. Este trámite lo puedes hacer por vía telemática o en papel en el plazo de 30 días desde la fecha de la baja
  • Tramitar la baja en el Régimen Especial de Autónomos de la Seguridad Social. Este trámite únicamente se puede realizar de forma telemática a través de la Sede Electrónica o utilizando el Sistema RED. No es posible realizarlo en papel, de modo que necesitarás tener certificado digital o estar dado de alta en Cl@ve. Dispones de un plazo de 3 días a contar desde la fecha de baja para hacer este trámite

Cuando decidas darte de nuevo de alta para seguir realizando tu actividad, será necesario que vuelvas a hacer los trámites de alta:

  • Tramitar el alta en el censo de empresarios de Hacienda mediante la presentación del modelo 037 debidamente cumplimentado. Este trámite lo puedes hacer por vía telemática o en papel pero es importante que tengas en cuenta que el alta debe realizarse ANTES de comenzar de nuevo con la actividad.
  • Tramitar el alta en el Régimen Especial de Autónomos de la Seguridad Social. Al igual que sucede con la baja en autónomos, el alta sólo se puede realizar de forma telemática a través de la Sede Electrónica o utilizando el Sistema RED de modo que volverás a necesitar tu certificado digital o tu Cl@ve. El trámite debe hacerse previamente al inicio de la actividad, al igual que sucede con el alta en Hacienda.
  1. Pérdida de bonificaciones

Si estás disfrutando alguna bonificación de la cuota de autónomos, deberás pensarte dos veces si te conviene darte de baja en verano o no. En el momento que tramitas tu baja pierdes el derecho a las bonificaciones, de modo que al darte nuevamente de alta deberás pagar el importe íntegro sin descuentos.

Esto es aplicable a cualquier tipo de bonificación de la Seguridad Social:

  • Tarifa plana para nuevos autónomos
  • Ampliación de la tarifa plana para mujeres menores de 35 y hombres menores de 30 años
  • Tarifa plana para madres que reemprendan o se reincorporen tras la maternidad
  • Tarifa plana para autónomos de municipios de menos de 5000 habitantes
  • Bonificación al contratar empleados para conciliación familiar
  • Bonificaciones para autónomos colaboradores
  • Bonificaciones para autónomos en situación de pluriactividad

Si te estás beneficiando de la tarifa plana de autónomos y te das de baja en verano, a tu vuelta de vacaciones pagarás la cuota total de 283,32€. Veamos un ejemplo:

Pablo se dio de alta en autónomos hace 6 meses y tiene previsto aplicar las bonificaciones de la tarifa plana durante otros 18 meses más. Actualmente cada mes paga 60€ a la Seguridad Social, pero sabe que en verano facturará muy poco así que decide darse de baja el 30 de junio para volver con energías renovadas el 1 de septiembre.

Cuando Pablo vuelve a darse de alta se encuentra con la sorpresa de que la Seguridad Social le cobra la cuota completa de autónomos. ¿Cuánto dinero ha perdido Pablo?

 

           
 

PERIODO

Cuota sin baja en verano

Cuota con baja en verano

Ahorro

 
 

2 meses

120,00

0,00

120,00

 
 

4 meses

360,00

1.133,28

-773,28

 
 

6 meses

849,90

1.699,92

-850,02

 
 

6 meses

1.189,86

1.699,92

-510,06

 
 

TOTAL

2.399,76

4.533,12

-2.013,36

 
           

 

Pablo pensaba que ahorraría 120€ de la cuota de autónomos pero en realidad ha perdido más de 2000€ al no poder seguir aplicando la tarifa plana de autónomos.En caso de no haberse dado de baja en verano, Pablo habría pagado durante los siguientes 18 meses 2.399,76€. Sin embargo, la pérdida de la tarifa plana tras la baja ha supuesto para Pablo pagar 4.533,12€.

  1. Reembolso de subvenciones y ayudas

En caso de que hayas recibido alguna subvención, debes tener los ojos muy abiertos para evitar que te obliguen a devolver el dinero recibido.

En las bases de convocatoria de buena parte de las subvenciones concedidas a nivel local, autonómico y estatal se establecen unos requisitos que hay que cumplir para obtener la subvención y mantener una vez concedida.

Con frecuencia, una de las exigencias es permanecer de alta ejerciendo la actividad durante un determinado período de tiempo. Es muy importante tener estas obligaciones en cuenta a la hora de decidir darse de baja, aunque sea sólo por unos meses. El ahorro puede salir caro.

  1. Pérdida de la exención de la capitalización de desempleo

Cuando capitalizas el desempleo para destinar el dinero a tu actividad como autónomo, es posible aplicar una exención para evitar tener que tributar en la declaración de la renta (IRPF) por el dinero percibido de la capitalización.

Sin embargo, para poder aplicar esta exención se exige el requisito de permanecer de alta como mínimo en el plazo de los siguientes 5 años.

En caso de darte de baja, aunque sea durante unos meses, estarás incumpliendo este requisito y perderás el derecho a aplicar la exención.

  1. No podrás trabajar ni facturar a clientes

Quienes somos autónomos sabemos que, más allá del dinero, esto de trabajar es algo que realmente nos gusta. Una vez dado de baja puede ser que te surja algún trabajillo puntual que no puedes desaprovechar. En ese caso debes tener en cuenta que no podrás facturarlo hasta que te des nuevamente de alta. Y mucho ojo con acudir a las oficinas del cliente estando de baja, nunca se sabe lo que puede pasar.

  1. No podrás deducir los gastos del negocio

Los requisitos a cumplir para que un gasto sea deducible son los siguientes:

  • Debe ser un gasto vinculado a la actividad económica que de algún modo contribuya a la obtención de ingresos
  • Deben encontrarse debidamente justificados mediante facturas
  • Deben estar contabilizados en los libros oficiales de gastos y de IVA

Durante los meses que estés de baja en la actividad, no será posible deducir los gastos relacionados con el negocio.

El papeleo, la planificación de las fechas, el tiempo a invertir, los costes a asumir y la posibilidad de perder bonificaciones y/o subvenciones son cuestiones de peso a la hora de valorar si te compensa darte de baja en vacaciones.

Después de leer este completo artículo estás en condiciones de hacerte mejor a la idea de qué aspectos debes valorar a la hora de decidir si te das de baja en verano o continuas de alta a pesar de la baja facturación o de que estarás de viaje.

Únete a nuestra newsletter

y sé el primero en enterarte de las novedades

#mc_embed_signup{background:#fff; clear:left; font:14px Helvetica,Arial,sans-serif; width:100%;} /* Add your own Mailchimp form style overrides in your site stylesheet or in this style block. We recommend moving this block and the preceding CSS link to the HEAD of your HTML file. */

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de esta web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *