Un mentor para cada emprendedor

mentor proyecto

Septiembre está a la vuelta de la esquina y seguro que como emprendedor al que la cabeza le da mil vueltas, tienes mil y una idea fresca para tu negocio que se ha ido cociendo en tu mente mientras disfrutabas de la playa / montaña o donde hayas estado estos días de vacaciones.

Uno de los puntos más difíciles de un emprendedor es que tenemos (o elegimos por circunstancias más bien) que hacer todo solos y eso, conlleva sus inconvenientes (más que beneficios) y es que las decisiones que acatamos, no podemos ponerlas en común con nadie y que así nos de una visión eficaz sobre lo que está ocurriendo.

Sí, claro, podemos comentárselo a nuestros amigos, parejas y/o familias. Pero todos sabemos que esas opiniones en ocasiones son más perjudiciales que beneficiarias. Y es que aunque esas personas lo hagan con su mejor intención, no saben muy bien lo que implica nuestro negocio, no están en el día a día, no conocen el mercado y mucho menos, cómo serán las consecuencias a medio – largo plazo.

Por este motivo, los emprendedores más inteligentes y avanzados saben que hacerlo todo solos no es una buena alternativa por mucho dinero que ahorren. De hecho, una de las mejores inversiones que pueden hacer por sus proyectos es apostar por un mentor. ¿Un mentor? ¿Qué es eso? ¿Un coach, un curso online de un gurú “especializado” que me diga cómo ganar 100k en un año? Ummm. No, hemos dicho un Mentor… Algo útil y de lo que podamos sacar un buen resultado.

Facturar +100k en tu primer año como emprendedor… ¡Es mentira!

Un mentor es eso, un mentor. Vamos a ante todo, saber qué es un mentor y no confundirlo con otros perfiles que abundan últimamente sobre todo por Internet y que cuales predicadores americanos, te aseguran que de forma mágica, facturarás con tu negocio +100k en solo un año.

Desde mi experiencia personal y tras contrastarlo con Sara (de aquí, de FpD) podemos asegurar que por mucho que os digan… ¡Eso no existe! No existe, de verdad que no. Si eres emprendedor tendrás que trabajar mucho, muchísimo sobre todo en tu primer año para conseguir tus objetivos de facturación que seguro, serán más que apretados y ajustados.

Y es que esto de emprender, por mucho que digan los gurús estos que proliferan en las redes, es un trabajo intenso, duro a veces y del que solo sacarás resultados en proporción a tu esfuerzo y dedicación.

Los milagros no sé si existirán pero en esto de emprender, yo no los he visto y de hecho, cuando indagas en estos gurús lo que puedes ver es que son muy buenos en auto – marketing (en venderse vaya) pero sus cursos, una vez que estás dentro, son muy básicos y además sin personal cualificado a cambio de unos precios desorbitados (de otra manera no se puede facturar mucho en un año haciendo lo que hacen).

Así que no te engañen y antes de pagar ingentes sumas de dinero por cursos “que parecen ser maravillosos” indaga, estudia y contrasta los temarios y sobre todo, los profesionales que hay detrás de ellos.

Y con esto no decimos que hacer un buen curso formativo en aquellas áreas en las que tú estás más flojo o no tienes mucha experiencia y que necesitas para tu proyecto como emprendedor, esté mal. Al contrario. Nosotras nos pasamos el día haciendo formaciones pero lo son de calidad, muy enfocadas y con profesionales muy cualificados y que aportan resultados de verdad y en el mundo real (que trabajan en el ecosistema empresarial de hoy en día).

Un Mentor, no un gurú, ni un coach ni nada parecido

Por estas razones consideramos imprescindible dejar bien claro que cuando hablamos de que necesitas y te irá bien un mentor nos referimos a eso, a un mentor. No a un gurú que te vende promesas vacías (y que si mirásemos sus cuentas nos sorprendería o que cuando te matriculas en sus cursos te tutoriza un alumno de la última edición y tú has pagado 12.000 €).

Necesitas, necesitamos los emprendedores, un mentor. Ni siquiera te recomendamos en este momento, un coach. Porque un coach es genérico, tienen una metodología de trabajo estándar para “ejecutivos” muy marcada por un A-B-C y que está muy alejada de conocer los pormenores de tu negocio – nicho de mercado – problemática y escenario particular.

Hablamos y apostamos por un mentor. Pero, ¿qué es exactamente un mentor?

Un mentor está definido como una persona que con un conocimiento elevado sobre tu tema – situación ayuda a otra que tiene menor nivel de sapiencia al respecto.

Un mentor es esa persona que sabe de tu asunto, de tu proyecto, del entorno y de las características de todo lo que afecta de una manera u otra a tu negocio. Así, con ese conocimiento podrá ayudarte a crecer, a evolucionar y arrojar luz cuando estés bloqueado o no sepas qué decisión tomar para el beneficio de tu empresa (aunque sea unipersonal como autónomo, es una empresa).

Un mentor es alguien… ¡Qué sabe! Y que sabe de lo tuyo. Sólo así podrá acompañarte en tu camino, solo así podrá ser tu “pepito grillo” para poner en “riesgo” tus posibles decisiones antes de que las tomes y pueda evaluar mejor las consecuencias.

Por esto, un mentor no es un gurú ni un coach generalista. Si tu negocio es un ecommerce de alimentación, lo mejor que puedes buscarte es un mentor que sepa de ello, que trabaje en el sector, que siga nutriéndose de lo que ocurre día a día y pueda ofrecerte soluciones reales y contrapuntos actuales.

¿Por qué como emprendedor necesitas un mentor?

Porque solo es muy difícil. Porque te sentirás des-ubicado e incluso, en ocasiones, angustiado. Porque necesitamos apoyos para continuar y que nos ayuden cuando todo está oscuro.

Porque los caminos que se hacen solos son duros y podemos extenuarnos durante el mismo. Mejor apostar por un acompañamiento pero que sea de calidad, óptimo y bien. Invierte en un mentor porque estás invirtiendo en el presente y sobre todo en el futuro de tu negocio.

 

Únete a nuestra newsletter

y sé el primero en enterarte de las novedades

#mc_embed_signup{background:#fff; clear:left; font:14px Helvetica,Arial,sans-serif; width:100%;} /* Add your own Mailchimp form style overrides in your site stylesheet or in this style block. We recommend moving this block and the preceding CSS link to the HEAD of your HTML file. */

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad de esta web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *